Una retrospectiva!!!



Pertenezco a la generación que le tocó parte de la infancia sin acceso a un teléfono celular, televisión HD incluso sin acceso a televisión por cable y la otra parte me tocó vivir toda la revolución de la tecnología, en la que empezando por el Internet, ha ido evolucionando de manera tan veloz que a veces ni tiempo ha dado de poderse adaptar tan fácilmente a ella.

Mi infancia estuvo llena de juegos, gracias a la falta de tecnología, viví en un mundo donde salíamos a jugar “futbol, escondidillas, bote pateado, hoyitos, encantados, hacíamos pasteles de tierra, salíamos en nuestra bicicleta”, etc. Lo único que esperábamos por las tardes después de terminar nuestras labores, era el grito de nuestros amigos para poder salir a divertirnos y curiosamente lo único que esperábamos para entrar a descansar eran los tres gritos de mamá para meternos a casa.

A veces es triste imaginar que en la actualidad, los niños ya no tienen la libertad, la seguridad, a veces ni las ganas de jugar los juegos que disfrutábamos antes, se enfocan en los videojuegos, socializando con avatares dentro del mismo, también la mayoría tienen un smartphone a su corta edad, sin mencionar que ahora los niños se saben todos los “tiktok’s” mucho mejor que los adultos.

Personalmente no tengo muchas fotos de mi infancia, sea la razón que sea, a veces me encantaría tener todos esos recuerdos en papel, pero como últimamente se dice, los mejores momentos que pasamos en nuestra vida, son aquellos en los que no existen fotografías, aún así, nos hemos enfocado en la actualidad a siempre tener el móvil pegado a nosotros para poder capturar cada momento. 

En ocasiones nos olvidamos de disfrutar realmente el momento por estar tomando fotos de la comida, la obra, las palomitas del cine, las vacaciones, selfies, etc., Veo en los festivales de los niños que a pesar que la escuela contrata a una persona que grabe el evento con la finalidad que los padres puedan disfrutar ver a sus hijos, la verdad es que solo se ven celulares arriba grabando y tomando fotos.

Algunas personas olvidan el objetivo de tener todo documentado, por ejemplo, el ir a una cita y pasar mas tiempo tomando fotos al helado y publicándolo en RRSS, que disfrutando realmente el conocer o pasar tiempo con una persona, esto hace que pierda sentido el querer guardar esos momentos. 

A veces queremos fotografiar cada instante de nuestra vida, pero no damos la importancia para imprimir y colocarlas en algún lugar o hablando de la tecnología, tenerlas en un portarretratos digital que nos haga recordar, solo las tomamos para resguardarlas y no volverlas a ver jamás.

El verdadero sentido de captar nuestros momentos maravillosos, es precisamente eso, el tener cerca nuestras memorias para recordarlas a cada momento, sin olvidar disfrutar de la vida, del presente y tener siempre en cuenta que al recordar no es que estemos viviendo en el pasado, si no que valoramos lo vivido y mejoramos el hoy buscando siempre la felicidad.

 



3 comentarios

Es una maravilla el recordar como eran nuestros tiempos, a mi personalmente me llena de ilusión el poder recordarlos, sobretodo con tanto cariño. Me ha encantado el blog, sobre todo la moraleja de disfrutar todos los momentos que vivimos y si en alguno de ellos llegamos a tomar una foto, tomarnos el tiempo de colocarla en algún lugar especial.

Gatitascrapera

Yo tambien soy de la generación que podíamos salir con tranquilidad a la calle con los amigos a jugar encantados, Stop, avioncito, entre tantos juegos que entre todos los niños inventábamos. Gracias por hacernos recordar tan bonita epoca, sigue escribiendo lo haces muy bonito y estaré pendiente de tu proximo blog.

Lilia Scrap

Es muy cierto, yo soy de esa generación que jugaba con sus patines a las coleadas jalados por la bici del más intrépido de los amigos de la misma calle. Como disfrutaba de romper la piñata en las posadas o de formarme para recibir mi canastita de colación. Y aunque no tengo fotos de esos momentos, los guardo en mí memoria como un tesoro. He visto crecer la tecnología y aunque muchas veces no entiendo mucho; trato de buscar la mejor manera de aplicarla en mí vida.

Maru García

Deja un comentario

1 de 5